.

lunes, 9 de abril de 2018

ORACIÓN WICCA A LA GRAN MADRE


Escucha las palabras de la Gran Madre,
quien en tiempos antiguos se le llamaba Artemisa,
Astarte, Dione, Melusina, Afrodita, Ceridwen, Diana,
 Arionrhod, Brígida y muchos otros nombres:

"Cuando necesites cualquier cosa,
una vez al mes, y mejor aún
cuando la Luna está llena,
te reunirás en un lugar secreto
y adorarás Mi espíritu,
que soy Reina de toda la Sabiduría.

Serás libre de esclavitud,
y como señal de esta libertad,
estarás desnuda en tus ritos.
Canta, festeja, baila, haz música
y haz el amor, todo en mi presencia,
porque es mío el éxtasis del espíritu
y mía también es la alegría de esta Tierra.
 
Mío es el amor a todos los seres,
mío es el secreto que abre la puerta de la juventud,
y mía es la copa de vino de la vida
que es el caldero de Ceridwen,
que es el Santo Grial de la inmortalidad.

Doy el conocimiento del eterno espíritu
y más allá de la muerte, doy paz y libertad
y reunión con todos aquellos que se han ido antes.

No pido sacrificios,
porque soy la Madre de todas las cosas,
y mi amor brota a toda la Tierra.

Escucha las palabras de la Diosa de la Estrella,
cuyo polvo son los pies de cielo
y cuyo cuerpo circula por el universo:

"Soy la belleza de la verde Tierra y la blanca Luna
entre las estrellas y los misterios de las aguas,
llamo a tu alma para que se levante y venga a mi.

Porque soy el alma de la naturaleza
que da vida al universo.

De mí proceden todas las cosas
y a mí deben de regresar.

Permite que mi adoración
esté en el corazón de todo el corazón que se regocija,
porque todo acto de amor y placer
son mis rituales.

Permite que haya belleza y fuerza,
poder y compasión, honor y humildad,
gozo y reverencia dentro de ti.

Y aquellos que buscan conocerme,
aprende que tu búsqueda y deseos
no serán alcanzados, a menos
que sepas el Misterio:

Si aquello que buscas
no lo encuentras dentro de ti,
no lo encontrarás afuera.

Porque he estado dentro de ti desde el principio,
y me encontrarás al fin del deseo.
 
Enciende una vela blanca y a continuación
haz la siguiente invocación:
 
Oh Gran Madre, Hermosa en todos tus Nombres.
Te llamo con el Aliento de mi Cuerpo.
Te llamo con el Latido de mi Corazón.
Te llamo con el Pulso de mi vida.
Te llamo con las Palabras de mi Boca
Te llamo con los Pensamientos de mi Mente.
Te llamo, Poder, Vida y Creación.
Te llamo a ti Oh Gran Madre, Reina de la Magia.

¡Oh! Gran Diosa Suprema
a quien te llaman con Mil Nombres
Aradia, Sofía, Isis, María

Tú, que Vives,
Tú, que Perdonas,
Tú, que Amas con el Corazón más Grande,
Tú, Diosa Madre, Reina de la Magia y del Saber,
Dama de las Palabras del Poder,
Tu Hijo (nombre) te llama,
Ven oh Diosa y quédate conmigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entrada destacada

KARANIYA METTA SUTTA O EL HIMNO DEL AMOR UNIVERSAL

Quien con firme fe recite el sutta, invocando la protección de las deidades y meditando sobre mettà, no sólo se protegerá a sí mismo en ...

Blog Archive