.

martes, 5 de junio de 2018

LAS TRECE PALABRAS DE SAN JUAN RETORNADO PARA REVOCAR Y VOLTEAR BRUJERIAS


La oración de San Juan Retornado es muy poderosa.
 
Se utiliza principalmente para voltear trabajos de magia cuando estás afectado por ellos, y también la puedes utilizar para pedir retornos, tanto de personas, como de la salud, el bienestar, objetos perdidos...

Especialmente, se puede usar en la noche de San Juan, cuando se purifica todo por el fuego, para hacer una buena limpia de negatividad.
 
ORACIÓN

1- Hombre mío.
Hombre tuyo no;
hombre siervo,
criatura de Dios sí; si.

De la treces palabras de San Juan Retornado
quiero que me diga la número uno.
 
Bien, te la digo porque muy bien me la sé.
La uno es la casa santa de Jerusalén
en donde Cristo entró. 

Amén.

2- Hombre mío.
Hombre tuyo no;
hombre siervo, criatura de Dios sí; si.

De la treces palabras de San Juan Retornado
quiero que me diga la número dos.

Bien, te la digo porque muy bien me la sé.
La dos son la dos tablas de moisés.
 
Amén.

3- Hombre mío.
Hombre tuyo no;
hombre siervo, criatura de Dios sí; si.

De la treces palabras de San Juan Retornado
quiero que me diga la número tres.

Bien, te la digo porque muy bien me la sé.
La tres son los tres clavos con que clavaron
de pies y manos a nuestro señor Jesucristo.
 
Amén.



4 - Hombre mío.
Hombre tuyo no;
hombre siervo, criatura de Dios sí; si.

De la treces palabras de San Juan Retornado
quiero que me diga la número cuatro.

Bien, te la digo porque muy bien me la sé.
La cuatro son los cuatro evangelios
de nuestro Señor Jesucristo.
 
Amén.
 
5- Hombre mío.
Hombre tuyo no;
hombre siervo, criatura de Dios sí; si.

De la treces palabras de San Juan Retornado
quiero que me diga la número cinco.

Bien, te la digo porque muy bien me la sé.
La cinco son las cinco llagas inferidas
que los judíos hicieron en el cuerpo
de nuestro señor Jesucristo.
 
Amén.

6- Hombre mío.
Hombre tuyo no;
hombre siervo, criatura de Dios sí; si.

De la treces palabras de San Juan Retornado
quiero que me diga la número seis.

Bien, te la digo porque muy bien me la sé.
La seis son las seis mil luces
que las vírgenes llevaban para alumbrar
el santo sepulcro donde depositaron
los despojos de nuestro señor Jesucristo.
 
Amén.

7- Hombre mío.
Hombre tuyo no;
hombre siervo, criatura de Dios sí; si.

De la treces palabras de San Juan Retornado
quiero que me diga la número siete.

Bien, te la digo porque muy bien me la sé.
La siete son los siete cabrillos
que alumbran el firmamento.
 
Amén.

8- Hombre mío.
Hombre tuyo no;
hombre siervo, criatura de Dios sí; si.

De la treces palabras de San Juan Retornado
quiero que me diga la número ocho.

Bien, te la digo porque muy bien me la sé.
La ocho son las ocho voces de lamento
que tuvo Jesús en el santo madero de la cruz.
 
Amén.

9- Hombre mío.
Hombre tuyo no;
hombre siervo, criatura de Dios sí; si.

De la treces palabras de San Juan Retornado
quiero que me diga la número nueve.

Bien, te la digo porque muy bien me la sé.
La nueve son los nueve meses
que la virgen María tuvo en su vientre
a nuestro Señor Jesucristo.
 
Amén.

10- Hombre mío.
Hombre tuyo no;
hombre siervo, criatura de Dios sí; si.

De la treces palabras de San Juan Retornado
quiero que me diga la número diez.

Bien, te la digo porque muy bien me la sé.
La diez son los diez mandamientos de la ley de Dios.
 
Amén.

11- Hombre mío.
Hombre tuyo no;
hombre siervo, criatura de Dios sí; si.

De la treces palabras de San Juan Retornado
quiero que me diga la número once.

Bien, te la digo porque muy bien me la sé.
La once son las once mil vírgenes
que acompañaron a Jesús en pasión y muerte.
 
Amén.

12- Hombre mío.
Hombre tuyo no;
hombre siervo, criatura de Dios sí; si.

De la treces palabras de San Juan Retornado
quiero que me diga la número doce.

Bien, te la digo porque muy bien me la sé.
La doce son los doces apóstoles
que comieron con Jesús en la santa cena.
 
Amén.

13- Hombre mío.
Hombre tuyo no;
hombre siervo, criatura de Dios sí; si.

De la treces palabras de San Juan Retornado
quiero que me diga la número trece.

Bien, te la digo porque muy bien me la sé.
La trece; son trece mil rayos tiene el sol,
trece mil luces tiene la luna.
 
Por trece mil reviéntese el hombre,
la mujer y cualquier animal que responda por mi,
que todos mi enemigos se mantengan mansos
ante mi pies así como Jesucristo
fue al pie de la cruz.

 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entrada destacada

KARANIYA METTA SUTTA O EL HIMNO DEL AMOR UNIVERSAL

Quien con firme fe recite el sutta, invocando la protección de las deidades y meditando sobre mettà, no sólo se protegerá a sí mismo en ...