.

jueves, 5 de julio de 2018

ORACIÓN A SAN CRISTOBAL MARTIR, PATRONO DE CONDUCTORES


San Cristóbal es el santo patrono de los conductores. Su festividad se celebra el 25 de Julio. El Apóstol nos manda ayudar a llevar la carga unos a otros, esto es, usando la caridad con el prójimo, en todo lo que se pueda. Esto hizo San Cristóbal predicando el Evangelio y convirtiendo a los infieles.

ORACIÓN
 
Acudimos hoy a ti, glorioso San Cristóbal,
para que nos acompañes
a lo largo de toda nuestra la vida
y que nos alcances poder llegar al fin de cada día
con salud bienestar y gracia de Dios.

Tú llevaste sobre tus hombros
al Divino Niño Jesús
que así quiso obsequiarte
por tus servicios ofrecidos
a todos aquellos que solicitaban 
tu ayuda en el camino.

Ya que eres especial abogado
de todos los que están en camino,
y prestas atención constante
 a los conductores, a quienes proteges,
te imploro tu intercesión
para que nos asistas
en el viaje que vamos a realizar
y por tu mediación nos obtengas del Señor,
la gracia de regresar sanos,
felices y agradecidos a nuestros hogares.
 
Que nuestro trayecto esté libre de peligros,
sin accidentes, sustos o sobresaltos,
y que por tu especial gracia
vayamos por los caminos
a salvo de imprudencias ni despistes.
 
Amén
 
Su festividad se celebra el 25 de Julio.

El valeroso y glorioso mártir San Cristóbal nació en Cananea y siendo cristiano, movido por el Señor llegó a la provincia de Licia para predicar el Evangelio a aquellas gentes, armándole con mucha y continúa oración contra las batallas y dificultades que por ello le habían de llegar. Era hombre de gentil disposición y gran estatura. Llevaba siempre una vara en la mano y habiéndola una vez hincado en el suelo, súbitamente reverdeció y floreció, y al ver este milagro, muchos se convirtieron a la fe de Cristo, la cual se iba propagando mas cada día, hasta que siendo Decio Emperador, hicieron preso a San Cristóbal en la Ciudad de Samo.

Procuró el Juez ablandarle con promesas, y atemorizarle con amenazas y persuadirle para que adorase a sus falsos dioses y como le veía constante y firme como una roca, envió a dos mujeres lascivas y deshonestas a la cárcel, llamadas Aniceta y Aquilina, para que le provocasen a pecar, creyendo que si le hacía perder la castidad mas fácilmente perdería la fe de Cristo. Entraron las mujeres en la cárcel y luego cayó sobre ellas un pavor y horror tan espantoso que conociendo su maldad, se arrojaron a los pies de San Cristóbal, se convirtieron a la fe y murieron mártires de Jesucristo.

Viendo el Juez que ninguna cosa bastaba para cambiar el corazón de San Cristóbal, y que pasaban ya de cuarenta y ocho mil las gentes que había convertido a la fe de Cristo, después de haberle hecho padecer varios tormentos de azotes, fuegos, y saetas le hizo degollar el día 25 de Julio del año de 254.



Meditación de las tres cargas del Cristiano.

La Ley de Dios es la carga que debemos llevar y esta es ligera, y alivia a los que llevan. Haz la  prueba y verás que no es tan difícil como piensas  servir a Dios.
 
Empieza desde hoy a abstenerte de lo que Dios prohíbe y a ejecutar lo que manda y sentirás suave y dulce la Cruz que llevas, y pesadas las cargas que el mundo da y que oprimen a los que las llevan, ya que el yugo de Cristo consuela a los que se sujetan a él, como consolaba a San Cristóbal.
 
El Apóstol nos manda ayudar a llevar la carga unos a otros, esto es, usando la caridad con el prójimo, en todo lo que se pueda. Esto hizo San Cristóbal predicando el Evangelio y convirtiendo a los infieles.
 
Trata de abrir el Cielo a tus amigos y parientes con tus palabras y buen ejemplo y tolera las imperfecciones de tu prójimo por amor de Dios así como quieres que Dios y los hombres toleren las tuyas.

Cada uno llevará el peso de sus obras solas a la otra vida y según ellas será salvado o condenado porque allí todos estarán para juzgarte y no has de tener otro padrino ni amparo que el de tus  buenas obras, solo has de estar acompañado de ellas y cuando te deje el Ángel de tu Guarda, y tus Santos Abogados, no te dejarán las buenas obras que hayas llevado contigo.

No te aflijas por los vicios de los otros, no siendo superior suyo, pues tu has de responder por ti y no por ellos. Cada uno tiene su Cruz, que es su carga y la debe llevar por si mismo, así que acostúmbrate a llevar la tuya de buena gana y se te hará muy ligera, particularmente si consideras que nuestro Señor Jesucristo llevó su Cruz, y murió en ella por tu amor, y por todos.
 
Ruega por los que el peso de su Cruz se les hace largo e insoportable.

ORACIÓN

Te suplicamos, Omnipotente Dios,
que intercediendo por nosotros
el Bienaventurado San Cristóbal,
mártir tuyo, quedemos, en el cuerpo,
libres de todas las adversidades,
y limpios en el alma,
de todos los malos pensamientos.

También te pido, oh Señor!
que por su mediación
atiendas la súplica
que te he hecho en mi plegaria.

Amén.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entrada destacada

KARANIYA METTA SUTTA O EL HIMNO DEL AMOR UNIVERSAL

Quien con firme fe recite el sutta, invocando la protección de las deidades y meditando sobre mettà, no sólo se protegerá a sí mismo en ...