.

viernes, 4 de mayo de 2018

A LA DIOSA DEL AMOR, ORACIÓN PARA SEDUCIR, ENAMORAR, AMARRAR...


¡Yo os invoco, madre de la oscuridad!
¡Yo os invoco, madre de la noche!

Dejad que vuestros ángeles de la inspiración
abran mi corazón.

Dejad que vuestros ángeles del amor
vuelen en mi interior.

Voy a construir una cuna dorada
para hacerle sitio al amor.

Voy a encender un fuego dorado
para animar al amor que hay en mi interior.

Colocaré mis manos en tu regazo
para que los bendigas y utilices.

Pondré mi corazón en tu regazo
para que tus benditas manos lo acaricien
y me hagan cada vez más fuerte
para llenar mi corazón de nobles propósitos.
 
Inanna, Diosa del amor,
señora de la estrella vespertina,
escucha bien mis palabras.

Que el amor more en el interior de mi alma
igual que tú moras en ella, y que sea compartido,
concédeme que sea la dulzura del amor
quien guíe mi alma y mi destino,
que sea un amor dulce, fragante, embriagador,
y que su pureza no tenga igual en el mundo.

Luna preñada toda rociada, Madre y Diosa,
que navegas por el cielo
que brillas para todos
que fluyes a través de todos.

Luz del Mundo que eres tú misma
doncella, Madre, Vieja Sabia, la Tejedora, la Verde
Isis, Astarté, Ishtar, Aradia, Diana, Cibeles
Core, Cerridwen, Levanah, Luna, Mari, Anna,
Rhiannon, Selena, Deméter, Mah.

Mira con mis ojos y dame la felicidad,
oye con mis oídos procúrame susurros de amor,
toca con mis manos, y concédeme caricias,
respira con mis narices el perfume amoroso,
besa con mis labios la miel del amor,
abre mi corazón, enciende mi pasión.

¡Entra en mi! Tócame, cámbiame,
hazme entero junto a mi alma gemela.


Encuéntralo y susúrrale que aquí estoy,
presintiendo su presencia,
esperando su llegada con devoción,
preparado para compartir el camino de la vida,
ansiando sus abrazos y caricias.

Haz que así sea.
Haz que así sea.
Haz que así sea.

Mi señora parece tan maravillosa desde el cielo,
mi señora de la Luna está radiante.

Yo me comprometo a servirla y a que todos la conozcan
la Señora de la estrella vespertina,
Ella, la que cuida de todos los seres vivos,
y hace que se apresuren a buscar refugio.

Es la reina del cielo, la reina de las hadas,
yo me convertiré en ella y ella se convertirá en mí,
ella hará que el amor verdadero venga a mi,
y lo guardará a mi lado toda una vida,
para que disfrutemos por siempre
juntos, unidos, amarrados, fieles, felices,
de la dulzura de la miel del amor.
 

Enciende una vela roja con tu nombre escrito tres veces, y si conoces el nombre de tu amor, ponlo a su lado otras tres veces. Si no lo conoces todavía, pon una X.

Coloca una foto o imagen de la Diosa en tu altar y si quieres también puedes adornarlo con una rosa. Enciende algunas hierbas cuyo aroma te resulte agradable e inhálalo. El aroma de este incienso debe ser terrenal, intenso y delicioso para que su dulzura impregne el ambiente. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entrada destacada

KARANIYA METTA SUTTA O EL HIMNO DEL AMOR UNIVERSAL

Quien con firme fe recite el sutta, invocando la protección de las deidades y meditando sobre mettà, no sólo se protegerá a sí mismo en ...