.

martes, 29 de mayo de 2018

A SAN BERNABÉ APÓSTOL, ORACIÓN PARA HACER PETICIONES, PEDIR LLUVÍA Y QUE NO HAYA SEQUÍA



Glorioso San Bernabé,
apóstol de Nuestro Señor,
hijo del Dios del la vida,
que aún siendo tu verdadero nombre José
 hiciste honor durante toda tu vida
al nombre que te impusieron los apóstoles
Bernabé, cuyo significado es
 “el que anima y entusiasma”,
y el de “el esforzado”.
 
Vuestra vida entregasteis unida a
la de San Pablo Apóstol, cuyos méritos
visteis con rapidez y  con quien
incesantemente trabajasteis,
con gran valor y con audacia
expandiendo las santas Escrituras.
Decían de ti:

“Bernabé es hombre bueno,
lleno de fe y del Espíritu Santo”
y esa misma sabiduría de la que te llenó
el Santo Espíritu y tu gran fe
te permitió ser misionero de la Palabra
por los valles y cañadas,
los mares y los montes,
de noche y de día,
con hambre y sed,
injuriado y perseguido,
de muerte amenazado,
pero siempre con la fe puesta en Aquél,
que todo lo podía
y de eso puedes dar fe y certificar.
 

Considerado el apóstol de las buenas maneras
hoy, gozas de la alegría y gloria del cielo,

luciendo corona de luz, por vuestros méritos y fe;

Oh, San Bernabé, santo Apóstol,
atiende hoy la súplica que te hago
con tanta fe y devoción,
pues se que no has de permitir
que quede sin cumplimiento,
porque tu bondad no conoce límite.
 
(Hacer la petición)

Yo, tu fiel devoto,
quedaré agradecido eternamente,
y alabaré tu nombre
para mayor gloria tuya.

Amén

Su festividad se celebra el 11 de Junio
y en muchos pueblos y aldeas
se reza a San Bernabé para pedir lluvias
y que no haya sequía en los campos.
 
Fue San Bernabé, Hebreo, de la Tribu de Levi, y natural de la Ciudad de Chipre.
 
Fue enviado por sus padres a Jerusalén, donde aprendió virtudes y letras de Gamaliel, Varón sabio y muy ejercitado en la Ley Moisés y tuvo por compañeros a San Esteban, y a Saulo, que después se llamo San Pablo.
 
En este tiempo vino Cristo Señor nuestro Jerusalén, donde causó admiración con su Doctrina Divina, y con sus milagros, los cuales viendo Bernabé, y entendiendo por ellos, que Cristo era el Mesías prometido en la Ley llegó a él y se echó a sus pies suplicándole que le bendijera, y fue recibido por el Señor amorosamente, pasando después a formar parte del grupo de los setenta y dos discípulos que le siguieron.
 
Al punto vendió todas sus heredades, y repartió el precio de estas a los pobres.
 
Fue San Bernabé enviado de los apóstoles a Antioquia, donde con su doctrina  y ejemplo consiguió maravillosos frutos.


 
Después de varios viajes que hizo a Roma, a Alexandria de Egipto, a Tarso, a Jerusalén  y a Chipre llegó a Italia, y fundó la Iglesia de Milán, estando en ella durante siete años, y fue su primer Arzobispo.
 
Volvió a su patria, y allí disputaba todos los Sábados con los Judíos, convenciéndolos con testimonios de las Divinas Palabras de que Jesucristo era el Mesías prometido de Dios   motivo este por el cual cobraron tan gran rabia contra él que le echaron mano y después de haberle crudamente atormentado, le apedrearon  y le dieron muerte  el 11 de Junio del Año 72.

Meditación de la vocación a la santidad.


Así como no hay estado  y profesión, en el que no te puedas salvar así también no hay estado, ni profesión en el que no te puedes condenar porque en cualquier estado gozas de tu libre albedrío.
 
No te fíes, pues en la santidad de tu vocación al cristianismo y a la Religión porque también hay cristianos y religiosos en el Infierno.
 
No santifican al hombre el lugar, el hábito ni la profesión, sino las buenas obras que le acompañan después de su  muerte.
 
Vive pues, según tu estado, porque si eres religioso has de ser mas perfecto qua el seglar y si eres apostólico, debe ser tu vida mas perfecta que la del solitario.
 
Mira cual es el espíritu de tu vocación y procura conformarte con el, siguiendo sus reglas y si no las hubiera, guarda los Mandamientos de Dios, y pide a tu Padre espiritual los avisos necesarios para vivir bien siguiendo sus consejos.
 
Desecha los temores que al principio encuentres en el camino de la virtud, porque en ella está escondido el Mana que Dios promete a los vencedores.

Imita  con fervor  a los Santos, que han sido de tu misma profesión y escoge uno en particular por tu Patrón para invocarle y procura imitarle.

 
Además que no hay profesión, que no tenga el día de hoy algunos Santos en vida, y así imita sus virtudes, pues te son ejemplos vivos. Ten siempre tu corazón en el Cielo, que es a donde ellos incesantemente aspiran y donde tu debes ir, pues en él está Dios, nuestro verdadero y eterno tesoro.
 
ORACIÓN
 
Señor Dios, que por muchos caminos
 te dignarte confundir la dureza
de los Hebreos mediante la predicación
y los milagros efectuados
de tu Bienaventurado Apóstol San Bernabé,
concede, por sus merecimientos
el favor que te pido en mi plegaria.

Amén

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entrada destacada

KARANIYA METTA SUTTA O EL HIMNO DEL AMOR UNIVERSAL

Quien con firme fe recite el sutta, invocando la protección de las deidades y meditando sobre mettà, no sólo se protegerá a sí mismo en ...