.

martes, 22 de mayo de 2018

ORACIÓN DEL CHAMÁN

 
Un chamán es seguidor de una tradición visionaria que se remonta a los albores de la prehistoria, y se funda en la visión animista del mundo.

Tradicionalmente usará la percusión rítmica, la danza, el canto, el ayuno, las plantas medicina, los baños de vapor y la Búsqueda de la Visión para inducir estados de trance durante los cuales el alma del chamán es admitida en los mundos espirituales, donde encuentra aliados para sus prácticas de curación, adivinación y magia.

Las técnicas son similares en todos los pueblos primitivos, ya sean de Australia, del Amazonas o de Europa oriental.

Considerado durante mucho tiempo como una forma primitiva de la religión y precursora de ésta, el chamanismo ha tenido en la Nueva Era un renacimiento que da lugar a la especie inédita del chamán urbano, a veces provisto de impecables credenciales como antropólogo pero inclinado a poner los sistemas ancestrales al servicio de las necesidades modernas.

ORACIÓN E INVOCACIÓN


A los vientos del sur, Gran serpiente,
envolved vuestros haces de luz

alrededor de nosotros.
Enseñadnos a arrojar el pasado
de la misma manera que arrojas tu piel
para caminar suavemente en la Tierra.
Enseñadnos el Camino de la Belleza

 A los vientos del Oeste, Madre Jaguar,
proteged nuestro espacio medicinal,
enséñanos el camino de la paz
para vivir impecablemente.
Mostradnos el camino más allá de la muerte.


A los vientos del Norte, Colibrí,
Abuelas y Abuelos Antiguos,
Venid y calentad vuestras manos en nuestros fuegos,
susurradnos junto con el viento,
os honramos a los que nos habéis precedido
y a los que vendréis después de nosotros,
los hijos de nuestros hijos

 A los vientos del este Gran águila, cóndor,
venid a nosotros desde el lugar del sol naciente,
mantenednos bajo vuestras alas,
mostradnos las montañas
con las que solo nos atrevemos a soñar.
Enseñadnos a volar ala con ala
junto con el Gran Espíritu.

Madre Tierra:

 Nos hemos reunido para honrar a todos sus hijos
a todos los pueblos, a toda la humanidad,
a todo ser viviente que habita en tu superficie,
a tu amparo y generosidad
recibiendo tu alimento y tu bebida.

Padre Sol:

Padre Sol, Abuela Luna, Gran Espíritu,
tú que eres conocido por mil nombres
y que eres el Uno innombrable,
gracias por darnos tu calor y tu luz
y por permitirnos cantar la Canción de la Vida.

Madre Océano:

Gran Madre, Madre de las Aguas,
te invocamos, Aguas de nuestras vidas,
Aguas de Nacimiento de nuestras Aguas de Sustento
que nos limpian en nuestra muerte.
Aguas de la Vida.

Mirando al Este
y con su mano derecha extendida y diga:

Hacia el Este:
al nuevo día, a la Luz que nace.
Hacia el águila dorada.
Hacia la iluminación.
Hacia el Este, Puerta de la Mañana,
gracias por los aires en movimiento,
para el despertar de la vida. 
Que mis ojos se levanten para ver
la libertad de los pájaros.
Que mis pensamientos estén en la conciencia
de los dones de cada momento.

Voltee hacia el sur y diga:

Hacia el sur:
hacia la confianza y la inocencia.
Hacia el ratoncito.
Hacia el venado de cola blanca,
hacia el buen camino a casa.
Hacia el sur,
fuego sagrado de la creatividad,
busco su vitalidad en una alianza sana
para las enseñanzas de las relaciones,
para la música, la danza y el arte,
esas cosas que llevan alegría y comunión.
Rezo para que mi vida se desarrolle en armonía
con mi familia en todos los reinos.

Voltee hacia el oeste y diga:

Hacia el oeste:
Hacia las aguas oscuras de mi interior.
Hacia el oso negro, el oso pardo,
hacia el cuervo.
Hacia el camino de la medicina.
Hacia el oeste,
poder de lugares entre los mundos,
me dirijo a ti en busca
de las profundidades de saber y no saber.
Gracias por el rayo y la lluvia purificadora,
por las cosas que enseñan compasión
y por las que alimentan la comprensión.
Gracias, pantera,
por la medicina de la soledad
y el acecho silencioso de la verdad.

Voltee hacia el norte y diga:

Hacia el norte:
Hogar de los viejos y de los que ya pasaron.
Hacia el lugar de la sabiduría,
lugar de Búfalo blanco
y Leopardo de las nieves,
Alce y castor.
Norte, cima de la montaña del Espíritu,
acudo a ti en busca de sabiduría,
 el lugar libre de sombra,
 busco la perspectiva
y un camino de servicio.
Gracias por los dones del conocimiento
 y por el sustento que recibo.
Rezo para vivir en esta tierra misericordiosa
con el recuerdo de la gratitud y el respeto
por mis mayores en todos los reinos.


Inclínese y coloque sus manos sobre
la Madre Tierra.
Haga una ofrenda, (puede ser miel, harina, maíz...)
 en un círculo en el suelo y diga:

"A la Madre Tierra,
envolviendo a todos los seres
con la belleza de la compasión,
la creatividad y la paz.

Escucha mi oración por todos y cada uno
de los seres vivos que habitamos en tu superficie.
Por los de dos patas y los de cuatro patas,
para los que vuelan y se arrastran y nadan,
por los que caminan y corren,
para todos los hijos de la Madre ".

Párate (mirando hacia el este otra vez)
y levanta el brazo derecho hacia el cielo:

"Al Padre Cielo,
rodeando a todos los seres con la luz
de protección, calidez, claridad y visión.

Escucha mi oración y concédeme el coraje
para llevar el resplandor
de mi verdadero Ser al mundo,
y la humildad y la autoestima
para fomentar el resplandor de los demás ".

Ahora mire hacia el centro del círculo
(si está en un grupo o en una rueda de medicina)

Sostenga ambas manos sobre su corazón,
mientras dice:

"A ese lugar dentro de mi ser
donde se encuentran las 7 direcciones.
Puedo vivir hoy
desde este centro de integridad y equilibrio ".

Termine con estas palabras:

"Gracias por este día.
Gracias por esta oportunidad de servir".

"Gran Espíritu, escúchame. Este te llama".
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entrada destacada

KARANIYA METTA SUTTA O EL HIMNO DEL AMOR UNIVERSAL

Quien con firme fe recite el sutta, invocando la protección de las deidades y meditando sobre mettà, no sólo se protegerá a sí mismo en ...

Mi lista de blogs